La importancia de los souvenirs

Cuando acudimos a un evento sea cual fuere, un cumpleaños de 15, un bautismo, un casamiento una fiesta infantil, un aniversario y cualquier otro evento social de este tipo, es tradición que los agasajados nos regalen un souvenir como recuerdo de aquél evento.

El souvenir  (del frances souvenir, ‘objeto que sirve como recuerdo de la visita a un lugar’) es el objeto que se encarga de atesorar en si mismo el momento que vivimos en ese evento. Nos transporta a aquella fecha en la cuál nos fue obsequiado.

Algo muy importante para cualquier persona que realiza un evento es que el mismo sea recorado y quede impregnado en la memoria de todos los participantes del evento y en especial de las personas más cercanas al círculo último al que pertenecen.

Es por ello que la elección del souvenir es una tarea que requiere que le invirtamos un poco de tiempo al momento de organizar la fiesta.

Desde timpos inmemoriales se entregan souvenirs en todo tipo de eventos. Sin embargo si nos ponemos a pensar en todas las fiestas que acudimos en nuestra vida son pocos o ninguno los souvenirs que conservamos en nuestras casas.

Uno de los errores más comunes es entregar un recuerdo que no tenga ninguna utilidad, es decir que no cumpla ninguna función. Ese es el motivo principal por el cual los souvenirs son desechados y fracasan.

La útlima tendencia en recuerdos de eventos indica que debemos regalar algo que tenga una utilidad. Hay cientos de cosas que se pueden regalar como souvenirs, que son útiles y con diseños atractivos. Ejemplo de esto son:

  • Velas aromáticas con diseño
  • Difusores de aroma con varillas de bambú
  • Tazas con la foto de los agasajados
  • Jabones aromáticos
  • Llaveros
  • Sales de baño
  • Mates
  • Dijes
  • Portaretratos

En fin hay una sinnúmero de opciones. Lo importante es elegir una que se adapte a nuestro presupuesto.

El souvenir además debe representar la personalidad del agasajado.

Hay que pensar que será utilizado tanto por hombres como por mujeres por lo tanto habría que pensar en algo unisex.

De esta forma el  recuerdo de nuestro evento será utilizado por nuestros invitados con el plus extra que le da la utilidad.